Domingo 21 de Abril de 2024

Hoy es Domingo 21 de Abril de 2024 y son las 08:23 -

20.2°

Clima en Resistencia

4 de febrero de 2024

TRAICIONES, TRAIDORES Y TRAICIONADOS

Este tema tiene una extensísima jurisprudencia nacional e internacional e incluso, a pesar de su muy mala fama, un marco teórico que la justifica. “Y si no traicionases su consciencia y el partido os lo demanden”
Por Pedro Réttori

Luego de la votación en la Cámara de Diputados de la Nación de la Ley Ómnibus presentada por el Ejecutivo nacional y luego de conocerse el voto de los legisladores, en las redes sociales comenzó a publicarse la lista de 'traidores' que la apoyaron. Esa nómina está formada por quienes perteneciendo a la oposición dieron su aprobación al proyecto.

La traición, los traidores y los traicionados tiene una extensísima jurisprudencia nacional e internacional e incluso, a pesar de su muy mala fama, un marco teórico que la justifica.

En el 2013 Sergio Massa presentó al Frente Renovador y en forma inmediata fue tildado de traidor por La Cámpora que fervientemente entonaba: “No pasa nada si todos los traidores se van con Massa” y Diana Conti, entonces diputada nacional por el Partido de la Victoria sentenciaba: “a Cobos le dije traidor, Massa es un traidorcito", y al año siguiente Aníbal Fernández quien lo sucedió como jefe de Gabinete de Cristina disparó: “es un océano con un centímetro de profundidad; los traidores traicionan una vez y mil veces”.

En agosto del 2018 Victoria Mayra Mendoza, diputada nacional de La Cámpora atendió a Juan Schiaretti, Juan Manuel Urtubey, Miguel Ángel Pichetto y Sergio Massa: “hay que llamarlos por su nombre, traidores al pueblo y a la Patria”.

En el 2021, luego de la derrota del oficialismo en las elecciones de medio,1a diputada nacional Fernanda Vallejos descalificó a Alberto Fernández, Santiago Cafiero, Martín Guzmán y Vilma Ibarra, del presidente dijo: “es un okupa , enfermo y atrincherado” y a los otros tres simplemente los describió: “pelotudos”.

¿Se habrá sentido traicionada La Cámpora cuando se oficializó la candidatura presidencial de Sergio Massa?.

¿Traicionó San Martín cuando siendo teniente coronel renunció al ejército español y lo combatió en Argentina, Chile y Perú ?

¿ Fue traidor Urquiza cuando a pesar de ganar a Mitre la batalla de Pavón se retiró y permitió el inicio de la hegemonía de su vencido y del centralismo porteño? . 

Al decir de Juan Bautista Alberdi: “¿para qué ha dado Urquiza tres batallas?: Caseros para ganar la presidencia, Cepeda para ganar una fortuna, Pavón para asegurarla”.

En el 2007 el Tribunal de Ética de la UCR expulsó del partido al gobernador de Mendoza Julio Cobos y lo inhabilitó para ser candidato de la UCR, en represalia por acompañar en la fórmula presidencial a Cristina Fernández.

Al año siguiente Cobos dijo “mi voto no es positivo' en la votación por la Resolución 125, desactivó el conflicto con la patronal del campo, desató la furia del oficialismo que lo desterró de toda actividad política al grito de 'traidor'.

En el 2009 la UCR reivindicó a su ahora héroe y lo recibió emocionada.

En esa misma votación la senadora chaqueña del PJ Helena Corregido al igual que el hoy intendente de Resistencia Roy Nikisch, votó en contra del proyecto oficialista ¿debe ser considerada como traición?, mientras que Fabio Biancalani, también oficialista lo hizo a favor.

El 24 de enero de 1974 el presidente Perón recibió en Olivos a ocho diputados de la denominada Tendencia Revolucionaria a quienes ya había acusado en un documento reservado firmado por él mismo de “infiltración marxista en los cuadros del Movimiento” y los instó a sacarse la camiseta peronista e irse: 'nosotros por perder un voto no nos vamos a poner tristes', les dijo. ¿Traicionó Perón a quienes 'estaban dispuestos a dar la vida por él'? o ¿fueron los integrantes de la 'juventud maravillosa' quienes lo hicieron con la doctrina del general?.

Traicionó Rolando Tauguinas cuando en 1991 una vez electo como gobernador del Chaco rompió relaciones y desconoció la autoridad política de su mentor José David Alberto Ruiz Palacios?.

¿Traicionó Juan José Bergia a la UCR, su partido, cuando en el 2009 se autopostuló a la presidencia de la Legislatura chaqueña a la que accedió con el apoyo del bloque del PJ?

¿Traicionó el vicegobernador Juan Carlos Bacileff Ivannoff cuando el gobernador Jorge Capitanich fue nombrado como jefe de gabinete de ministros de Cristina Fernández, y separó de sus funciones, entre otros, a Darío Kholi en Lotería Chaqueña, a Silvia Robles del Instituto de Cultura, a Patricio Fiorito de la Fiduciaria del Norte, a Francisco Romero del Ministerio de Educación, y a Néstor Avalle de la subsecretaría de Políticas Comunicacionales ?.

¿Traicionó Raúl Alfonsín a la CONADEP , a las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo cuando impulsó las leyes de Punto Final (1986) y Obediencia debida (1987)?

¿Traicionó Perón a Cipriano Reyes, fundador del Partido Laborista, con el que ganó las elecciones de 1946, al disolver el partido primero y encarcelarlo hasta 1955 después ?

Daniel Scioli ¿no traicionó a Menem cuando se encumbró Duhalde y a Duhalde cuando se encumbró Kirchner?.

En España, a la muerte de Franco en 1975, Juan Carlos se erigió en el artífice de la democracia. ¿ cómo lo hizo ?, traicionó la educación e instrucción que tuvo durante toda su vida: continuar con el régimen. Las cortes franquistas lo proclamaron rey en 1975 y juró acatar los Principios del Movimiento Nacional destinados a perpetuar el franquismo pero en su reinado se aprobó la Constitución Española que convirtió a España en una monarquía parlamentaria.

En los años de gobierno de Cristina Fernández e inclusive de Alberto Fernández se calificó de traidores a quienes, dentro del movimiento, expresaron el mínimo reclamo o crítica a alguna medida del gobierno. Paradójicamente el mismo presidente pasó a esa categoría cuando se atrevió a hacer uso de sus facultades constitucionales.

Desde sus orígenes en la construcción del corpus discursivo del peronismo, aparecen dos palabras/conceptos/significantes que se contraponen y realimentan: traición y lealtad, son el ying y el yang, se necesitan, se complementan, se atraen y repelen. Señalar e identificar la traición y los traidores es una forma explícita de constituirse en el bando de la lealtad y por lo tanto garantizar (se) la pureza doctrinaria.

En el libro 'Elogio de la traición' de Denis Jeambar e Yves Roucaute*, los autores aseguran “que es la manera política de la adaptabilidad, haciendo entonces que la traición sea una necesidad imperiosa en democracia. La política debe ser elástica para conservar las relaciones necesarias entre los individuos que forman el cuerpo social (...) No traicionar es perecer: es desconocer el tiempo, los espasmos de la sociedad, las mutaciones de la historia. La traición, expresión superior del pragmatismo, se aloja en el centro mismo de nuestros modernos mecanismos republicanos (...) la traición es la expresión política –en el marco de las normas que se da la democracia– de la flexibilidad, la adaptabilidad, el antidogmatismo; su objetivo es mantener los cimientos de la sociedad. En las antípodas del despotismo, la traición es, pues, una idea permanente que, a diferencia de la cobardía, evita las rupturas y las fracturas y permite garantizar la continuidad de las comunidades democráticas al flexibilizar en la práctica los principios preconizados en la teoría...”.

 

*Denis Jeambar - Yves Roucaute Gedisa, Barcelona, 1990, 158 páginas. Traducción de Daniel Zadunaisky

 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!